Funciones

¿Qué es una función?

Las funciones constituyen un importante elemento de las matemáticas pues a través de ellas se pueden definir relaciones entre cualquier tipo de conjuntos ricas en propiedades. Veremos cuales son las funciones más básicas que podemos definir sentándonos en los números reales, sin embargo, el universo de funciones va mucho más allá.

Dados dos conjuntos A y B, definimos una función que va desde el conjunto A hasta el conjunto B como una regla de correspondencia que corresponde a cada elemento del conjunto A con un único elemento de B. Al conjunto A lo llamaremos conjunto de salida y al conjunto B lo llamaremos conjunto de llegada.

Usualmente denotaremos a las funciones con la letra f, entonces una función que va de A en B se denota como

f: A \longrightarrow B

y formalmente diremos que corresponde a cada elemento a \in A con un único elemento b \in B. Consideremos algunos ejemplos para entender mejor este concepto.

Ejemplo 1

Sean A=\{ 1, 2 \} y B=\{ a, b \} dos conjuntos. Si definimos una regla de correspondencia f: A \longrightarrow B de la siguiente forma:

1 \rightarrow a
2 \rightarrow b

Esta regla de correspondencia determina una función, ya que a cada elemento de A lo estamos correspondiendo con un único elemento de B.

Ejemplo 2

Sean A=\{ 1, 2, 3 \} y B=\{ a, b, c, d \} dos conjuntos. Si definimos una regla de correspondencia f: A \longrightarrow B de la siguiente forma:

1 \rightarrow a
2 \rightarrow b
3 \rightarrow c

Esta regla de correspondencia determina una función. Pese a que al elemento d \in B no lo hemos correspondido con ningún elemento, se mantiene el hecho de que a cada elemento de A lo estamos correspondiendo con un único elemento de B.

Ejemplo 3

Sean A={ 1, 2, 3 } y B={ a, b, c } dos conjuntos. Si definimos una regla de correspondencia $f: A \longrightarrow B $ de la siguiente forma:

1 \rightarrow a
2 \rightarrow a
3 \rightarrow b

Esta regla de correspondencia determina una función. Pese a que los elementos 1 \in A y 2 \in A los hemos correspondido con el mismo elemento a \in B, se mantiene el hecho de que a cada elemento de A lo estamos correspondiendo con un único elemento de latex B.

Ejemplo 4

Sean A={ 1, 2, 3 } y B={ a, b, c } dos conjuntos. Si definimos una regla de correspondencia f: A \longrightarrow B de la siguiente forma:

1 \rightarrow a
1 \rightarrow b
2 \rightarrow b
3 \rightarrow c

Esta regla de correspondencia \textbf{no determina una función}. Pues podemos notar inmediatamente que al elemento 1 \in A no lo hemos correspondido con un único elemento de B si no con dos elementos, que en este caso son a,b \in B.

Ejemplo 5

Sean A=\mathbb{N} y B={ 1 } dos conjuntos. Si definimos una regla de correspondencia f: A \longrightarrow B latex de la siguiente forma:

1 \rightarrow 1
2 \rightarrow 1
3 \rightarrow 1
4 \rightarrow 1
\vdots

Esta regla de correspondencia determina una función. Sin embargo, aunque podemos hacernos una idea de todas las correspondencias que ésta hace, no podemos listarlas todas de forma exhaustiva. Es por esto que podemos decir que en general, para cualquier elemento n \in \mathbb{N}, podemos definir esta regla de correspondencia así:

n \rightarrow 1

Ejemplo 6

Formalmente, la notación para definir la correspondencia entre los elementos de dos conjuntos a través de una función f es la siguiente: Si correspondemos a a \in A con un elemento b \in B, entonces escribimos f(a) = b (esto se lee f de a es igual b). Entonces en nuestro último ejemplo, podemos definir la función de la siguiente forma:

f: \mathbb{N} \longrightarrow { 1 }, \ f(n) = 1

Usemos esta nueva notación en el siguiente ejemplo.

\item Sean A=\mathbb{N} y B=\mathbb{N} dos conjuntos. Si definimos una regla de correspondencia f: A \longrightarrow B latex de la siguiente forma: f(n) = n Esta regla de correspondencia determina una función.

Las funciones reales

Ya que tenemos una idea más clara de lo que es una función, podemos definir algunos de sus elementos ya que de esta forma, podremos analizar funciones más complejas.

Definimos el dominio de una función f como el conjunto de elementos donde ella está definida y lo denotamos como Dom(f), notemos que el dominio de la función f es exactamente igual al conjunto de salida. Si a es un elemento del dominio de la función f, diremos que f(a) es la imagen de a a través de la función f.

Definimos el rango de la función f como el conjunto de todas las imágenes del conjunto A y lo denotamos como Rgo(f), notemos que el rango de la función f está contenido en el conjunto B, es decir, aunque pudiera serlo, no necesariamente es igual al conjunto B.

Por ahora consideraremos funciones reales, que son aquellas funciones definidas como f: \mathbb{R} \longrightarrow \mathbb{R} . A partir de este tipo de funciones, si consideramos la variable y=f(x), podemos definir subconjuntos en el plano cartesiano de la siguiente forma:

\{ ( x , y ) : x \in \mathbb{R} \}

Usualmente, se llama a la variable x como variable independiente y a la variable y como variable dependiente. Esto se debe a que los valores que tendrá la expresión que define a y=f(x) depende enteramente de la variable x.

Un comentario sobre “Funciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s